YuMe

Una app para vender, comprar, alquilar, regalar y compartir lo que quieras

YuMe es una aplicación para dispositivos iOS que sirve para poner en contacto a usuarios que quieren comprar, vender, alquilar, intercambiar o incluso regalar cualquier tipo de objeto o servicio. Las bazas de YuMe son su filosofía abierta y un diseño pensado para ser accesible para cualquier usuario. Ver descripción completa

PROS

  • Diseño atractivo
  • Manejo fluido y sin errores
  • Presentación visual de los productos
  • Filosofía muy "de tú a tú"

CONTRAS

  • Se necesita una cuenta de Facebook
  • Menú de ayuda poco práctico

Muy bueno
8

YuMe es una aplicación para dispositivos iOS que sirve para poner en contacto a usuarios que quieren comprar, vender, alquilar, intercambiar o incluso regalar cualquier tipo de objeto o servicio. Las bazas de YuMe son su filosofía abierta y un diseño pensado para ser accesible para cualquier usuario.

Compra, vende, alquila, regala...

Lo primero que nos encontramos al instalar la aplicación es el registro de usuario, que se realiza mediante Facebook. Existe la posibilidad de acceder sin registrar, pero entonces las capacidades de la app se ven limitadas: sólo sirve para ver los artículos que están ofreciendo los usuarios, pero no permite interactuar con ellos.

Si nos registramos con Facebook la cosa cambia: podemos ver quién de nuestros contactos ya está usando YuMe y empezar a aprovechar las ventajas de la app.

En portada, YuMe muestra los artículos que están en esos momentos en venta o en alquiler, con una foto, información del vendedor y la distancia a la que se encuentra el usuario. Dentro de cada artículo, el usuario puede consultar más datos sobre el producto, escribir comentarios y abrir una ventana de chat con el propietario para iniciar la "negociación".

Desde el menú principal, que se abre deslizando el dedo desde la izquierda, se puede acceder al perfil, a las listas de amigos, a los favoritos y a las Peticiones, donde se listan todo lo que los usuarios están buscando en ese momento.

YuMe introduce elementos sociales como la posibilidad de seguir usuarios y compartir los objetos que estamos siguiendo (esta función no acaba de funcionar bien de momento, pero imaginamos que se solucionará en próximas actualizaciones).

Fácil de usar y muy visual

El manejo de YuMe es intuitivo y no presenta ninguna dificultad. La app se comporta bien en todo momento y durante las pruebas no hemos notado ningún problema en este sentido. Especialmente acertada es la elección de menús deslizantes a izquierda (menú) y derecha (filtros de búsqueda).

A nivel de diseño, YuMe hace especial hincapié en el aspecto visual y la manera de presentar las imágenes es muy atractiva.

Lo único que mejoraríamos es el menú de Ayuda. Ahora se encuentra como una opción en el menú e incluye demasiados conceptos. Un menú contextual visible en los primeros usos de la app ayudaría a comprender mejor su funcionamiento.

Una app más de tú a tú

La idea tras YuMe es ofrecer a los usuarios un espacio en el que puedan interactúar entre ellos y montar su propio mercado de objetos, servicios y favores.

YuMe se basa en el tú a tú, lo que para algunos puede suponer una ventaja respecto a servicios a veces demasiado rígidos, como eBay. Para otros puede ser una fuente de inseguridad, pero ahí ya entra la manera de ser de cada uno.

Para mí es la modernización de los anuncios clasificados de toda la vida, aquellos en los que al final son las personas las que se acaban entendiendo. Me parece una buena idea y bien ejecutada.

Sólo el tiempo y el grado de adopción por parte de los usuarios dictaminará su éxito o fracaso.

YuMe es la primera Red Social para tus cosas de segunda mano.

Con YuMe podrás:

- Crear tu red Privada de amigos para negociar solo con ellos (invita a tus amigos y comparte SOLO con ellos tus cosas más especiales). Tu mercadillo privado - para aquellos en los que confías y más aprecias. No más engaños o gente que no responde o no acude al punto de encuentro. Solo amigos - si quieres ...

Podrás comprar, vender, cambiar, alquilar e incluso pedir a los demás lo que necesites. Desde cosas usadas y de segunda mano, hasta objetos completamente nuevos.